Una palabra al sabio(Pastorado) sobre el domingo de Pascua y otras celebraciones de Semana Santa

Saludos en el Nombre del Señor Jesucristo,

El apóstol Pablo escribió hace mucho tiempo: “Dios les dio nueva vida, pues los resucitó juntamente con Cristo. Por eso, dediquen toda su vida a hacer lo que a Dios le agrada. Piensen en las cosas del cielo, donde Cristo gobierna a la derecha de Dios. No piensen en las cosas de este mundo” (Colosenses 3: 1-2TLA).

A medida que nos acercamos a la Semana Santa y la Pascua, estamos ansiosos por celebrar el fundamento de nuestra fe: la muerte sacrificial y la resurrección victoriosa de Jesucristo. Hemos sido resucitados con Cristo por la fe. Proclamamos las buenas nuevas de salvación de maneras especiales durante esta temporada santa.

Sin embargo, estamos viviendo en un momento muy fluido durante esta pandemia mundial de COVID-19. Los funcionarios estatales están instando a las personas a que se abstengan de reunirse, y algunos han sido llamados a “refugiarse en el lugar”. Este orden definitivamente incluye el marco de tiempo de Semana Santa y Pascua (del 5 al 12 de abril), y probablemente se extenderá mucho más. Por difícil que sea imaginar no reunirse en nuestras iglesias durante estos días santos, es necesario asegurar la protección de las vidas de nuestra gente.

Les imploro/ruego que se abstenga de reunirse en sus iglesias para adorar con otros durante la Semana Santa o Pascua. Las opciones de conducción, donde las personas se quedan en sus autos cerrados y escuchan un altavoz, es una posibilidad. Las opciones creativas de adoración en línea ofrecen más formas de continuar los servicios. Mientras estemos “buscando las cosas de arriba“, seremos fieles a nuestro Señor y Salvador. Poner en peligro a las personas al adorar juntos en el sitio, no importa cuán tentador pueda ser, es “poner el afecto en las cosas de la tierra”. (Colosenses 3: 2) Podemos adorar de manera significativa sin correr riesgos innecesarios.

Algunas iglesias planean celebrar sus servicios de Pascua el domingo después de que el gobierno anuncie que es seguro reunirse nuevamente en grandes grupos, siempre que sea posible. ¡Qué buena idea!

Manténgase informado sobre las últimas directivas de sus gobiernos estatales y locales. Preste atención a sus consejos y use este tiempo liminal para ser la iglesia de maneras nuevas y creativas. Que nuestra fe y generosidad brillen como el sol durante este tiempo.

En oración tuyo,

Obispo Peggy A. Johnson